Reseña: Beautiful. Un toque de locura

-Siento que la perdieras –dije, bajando la voz-. Y sé que ha pasado mucho tiempo, pero no me extraña que sigas supercabreado. Era un sueño que perdiste, y eso es espantoso desde cualquier punto de vista.

beautiful

silueta2El novelista español Mateo Alemán dijo una vez que se deben buscar los amigos como los buenos libros y que la felicidad no está en que sean muchos ni muy curiosos, sino en que sean pocos, buenos y bien conocidos. Una gran verdad, que se lo digan a Chloe, a Bennett, a Sara, a Max, a Hanna, a Will, a Ruby, a Niall, a Pippa y a Jensen. Amigos, en mayúsculas. Y quien no necesite un amigo, miente, ¿sabéis por qué? Bueno, la respuesta solo la encontraréis si añadís a vuestras vidas un toque de locura

sinopsis

Última entrega de la exitosa serie «Beautiful».

Una joven con el corazón roto que busca su lugar en el mundo. Un abogado obsesionado con su carrera profesional. Y un viaje entre amigos pensado para desconectar y relajarse…, el escenario perfecto para que salte la chispa y se entreguen a la locura.

Pippa no está pasando por una buena racha: su mejor amiga, Ruby, se ha marchado, y encima ha pillado a su novio en la cama con otra mujer. Por eso viajar por unas cuantas bodegas con un grupo de amigos le parece la solución perfecta. Tal vez así se le aclaren las ideas y sepa qué hacer con su vida.

Jensen es un adicto al trabajo. Su objetivo es convertirse en socio del bufete para el que trabaja y no escatima las horas que le dedica. Lo tiene asumido. Pero no puede decir lo mismo de su familia, sobre todo de su hermana Hanna, que quiere que siga el consejo que él mismo le dio tiempo atrás.

Decidido a demostrarles a todos que sí disfruta de la vida, accede a acompañar a su hermana y a varios amigos a un viaje por carretera. ¿Quién podría haber imaginado que aquella extraña chica del avión iba a acompañarles? Pippa es demasiado para él… Quizá ha llegado la hora de dejarse llevar por la locura.

reseña

Pippa y Jensen. Diversión y seriedad. Espontaneidad y formalidad. Sinceridad y mudez. Rosa y gris. Cualquiera que los viera por la calle pensaría que pertenecen a dos mundos por completo opuestos entre sí. Es cierto. Sin embargo, el destino hace que se conozcan, aunque las circunstancias no les favorecen en su primer encuentro, que se lo digan a Pippa, pobrecilla… Creen que no volverán a verse, pero el destino es muy gracioso y les tiene preparado un viaje entre amigos que les cambiará para siempre.

Mi personaje favorito es Jensen, está lleno de imperfecciones y creo que por eso me atrae muchísimo. Es paciente, tranquilo, sensato… Quizás demasiado paciente, demasiado tranquilo, demasiado sensato… Es imperfecto. Es perfecto. En ocasiones he querido meterme en el libro para darle unas cuantas collejas, pero seguramente me hubiera arrepentido porque es un personaje que ha sufrido mucho y que lleva mucho tiempo con el corazón roto, un corazón inmenso que desea con locura que lo arreglen, pero no cualquier mujer, sino una en particular, una en la que jamás se hubiera fijado. Está cansado, agotado. Se ha centrado en su trabajo durante años convirtiendo su vida en un manto gris cada vez más negro. Necesita color, necesita soltarse, necesita abrir su armario y meter unos vaqueros y unas zapatillas, que no todo debe de ser usar corbatas y trajes, que la vida aguarda cosas maravillosas, aunque creamos, de forma errónea, que no están hechas para nosotros. ¿Y sabéis qué necesita también? Mirar a Pippa entre copa y copa de vino… Y da miedo, claro que sí, pero a los sentimientos no se les ordena y lo que empieza en un eructo a miles de pies de altura puede acabar entre sábanas del modo más primitivo y excitante del mundo.

Natural. Así es la novela, natural, porque son situaciones realistas, cotidianas, diálogos frescos que te introducen de lleno en la historia. Y dulce, porque Pippa es para achucharla y acompañarla con el champán, para no parar de reírte con ella por sus ocurrencias y para llorar de felicidad por contar con una amiga así, que es capaz de frenar su vida, de recorrerse medio mundo en un día para entregarse a una mínima causa por muy insignificante que sea, porque, en efecto, a los sentimientos no se les ordena. El gris necesita el rosa, la química lo demuestra y la novela lo transmite.

Ay, culturetas… Con historias así, con amigos así, yo no necesito más… ¿Y a vosotros?, ¿os apetece un toque de locura?

¡¡Saludos, culturetas!!

firma Sofía

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s