Reseña: Buscándote a ti

-No me dejes esta noche.

Esas palabras, pronunciadas en un susurro, lo empujaron a abrazarla con más fuerza.

-No quiero irme. Me quedaré.

buscandote a ti

silueta2Ya conocía a Jennifer Probst con su famosa saga Casarse con un millonario y el primer libro me encantó, aunque los otros me gustaron menos, los sentí bastante parecidos. Pensé que en Buscándote a ti iba a encontrar algo así, un rato entretenido sin muchas pretensiones, pero me equivoqué. En mi opinión, la autora lo borda con esta novela. Buscándote a ti es el claro ejemplo de que si un escritor te gusta, aunque una de sus obras te haya decepcionado o no te haya impactado, debes continuar leyendo sus libros porque te puede sorprender, no te quedes con el ¿y si…?

sinopsis

Con “Buscándote a ti” arranca la irresistiblemente sensual nueva saga romántica de Jennifer Probst, la autora de la serie «Casarse con un millonario».

En la encantadora localidad de Verily, Nueva York, Kate Seymour ha creado un pequeño paraíso para aquellos que desean encontrar a su alma gemela. El nombre de esta agencia de citas es Kinnections, y se dice que nunca falla. Kate ha heredado de las mujeres de su familia el don de descubrir a través de un mero roce de la piel si dos personas están hechas la una para la otra.

Ella, sin embargo, ha perdido toda esperanza en lo que a asuntos del corazón se refiere.

Hasta que Slade Montgomery, un abogado experto en divorcios que no cree en el amor, irrumpe en la agencia decidido a demostrarle a su hermana que Kinnections es un fraude. Cuando Kate y Slade se encuentran, ella siente la descarga que le indica que es él: su media naranja. La conexión es evidente, pero ambos quieren lo que el otro no puede darle.

Y cuando Slade rete a Kate a que encuentre a la mujer de sus sueños, todo aquello en lo que Kate cree se tambaleará porque quizá tenga que admitir que la tiene justo delante.

reseña

La hermana de Slade Montgomery, harta de las decepciones amorosas que sufre, decide apuntarse a Kinnections, una agencia de citas situada en la bonita localidad de Verily, Nueva York. Slade no cree en el amor, está cansado de ver a diario cómo se rompen los matrimonios, pues es abogado de divorcios, por lo que decide investigar esa agencia de citas para que nadie le haga daño a su hermana. Sin embargo, no cuenta con la dueña, Kate Seymour, con quien sufre una descarga nada más conocerse, y es que Kate ha heredado de las mujeres de su familia el don de descubrir si dos personas están hechas la una para la otra a través de un roce de piel. Él, entonces, decide retarla a que le encuentre su media naranja. Ambos sienten la conexión, pero se niegan a dejarse llevar, convencidos de que necesitan justo lo contrario. ¿Sucumbirán? ¿La carne es débil? ¿Y el corazón?

Slade es prepotente, seguro de sí mismo, cínico y se arrojaría al vacío con tal de demostrar cualquier cosa en la que cree. Kate es dulce, tranquila, cariñosa, sensible, esconde una personalidad fuerte, es cabezota y muy inteligente. Cada uno en su campo se entrega por entero; son responsables, eficientes, se esfuerzan los que más, de intachables virtudes, saben lo que quieren y no dudan en luchar por ello. No obstante, no todo en la vida es trabajar y despertarse cada día, les falta esa chispa que solo salta cuando coinciden. Ella busca un compañero con el que formar una familia y él, disfrutar de las mujeres sin comprometerse. Slade es puro fuego y Kate, pura inocencia. Son una pareja extraordinaria.

Es una historia preciosa que, además, toca un tema que está a la orden del día, un tema que a mí, personalmente, me encoge el corazón: el maltrato animal. Me he emocionado en varias ocasiones a lo largo de su lectura y no he podido evitar llorar con el epílogo…

Es una novela muy bonita, con unos personajes sensuales y divertidos, con unos diálogos inteligentes, sexys y naturales como la vida misma, con una narración que te mantiene conectada y deseosa de seguir leyendo, con moraleja incluida y con una pluma muy bien cuidada que te atrapa hasta dejarte suspirando por los rincones. Sobresaliente, Jennifer Probst. Todavía sueño con Slade, con Kate y con Robert.

Y con la magia…

firma Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s