Reseña: Como el hielo

-Tuve la sensación de que era algo con lo que debía comprometerme, ¿sabes? Que lo nuestro, no importaba de qué forma, sería para siempre.

 como el hielo

silueta2A mis treinta y dos años, las historias de amor entre universitarios me crean nostalgia y me llevan a esa época que ya pasé, a una edad en la que el amor se vive con una intensidad preciosa, a un capítulo de mi vida que siempre recordaré con una sonrisa y que, de vez en cuando, leerlo en una novela me llena de recuerdos, una novela muy bonita, que no es otra que Como el hielo, de Jennifer L. Armentrout, la primera entrega de una bilogía que promete.

sinopsis

Para Sydney, estar enamorada de Kyler no es nada nuevo. Han sido mejores amigos desde que él la empujó en el patio del colegio y ella le obligó a comerse un pastel de barro… Y fue poco después cuando empezó a sentir algo por él. Entonces, ¿cuál es el problema? Kyler es el chico más guapo de la facultad. Nunca sale con una chica más de un mes seguido, y ya que es su último año en la universidad, Syd no quiere arriesgar su amistad declarándole su amor.Kyler siempre ha sabido que Syd está totalmente fuera de su alcance. Ella es perfecta. Lo es todo para él. Sin embargo, siempre ha intentado ocultar sus sentimientos por ella. Después de todo, Kyler es el chico impulsivo que toma malas decisiones, y Sid siempre será la única chica que no puede tener.Pero cuando quedan atrapados en una estación de esquí por una tormenta de nieve, no hay nada que impida que sus sentimientos al rojo vivo salgan a la superficie. ¿Podrá su amistad sobrevivir a la atracción? O mejor aún, ¿Podrán sobrevivir ellos? Porque, mientras la nieve cae, alguien está acosándolos, y ese inocente viaje podría cambiar su vida en más de un sentido.

reseña

Sidney y Kyler son mejores amigos desde que eran niños, aunque ella lleva enamorada de él desde entonces… Ya en la universidad, deciden hacer un viaje con su grupo de amigos en pleno invierno, pero ellos dos quedan aislados durante unos días por una gran nevada. Será en esos días, y bajo la amenaza de alguien que no quiere que estén ahí, cuando la electricidad entre ambos estalle al fin y los verdaderos sentimientos surjan, los atrapen, los aterroricen y les obliguen a tomar una decisión, la más crucial de sus vidas hasta ahora, porque a esa edad cualquier mínima cosa es crucial y porque el amor, como digo mucho, no pide permiso, llega y… arrasa.

Sidney es una chica admirable. A los dieciocho años, sabe perfectamente lo que quiere y lo que no quiere y, aunque se resigna, su interior nunca deja de luchar. Es la parte sensata de esta pareja de “amigos”, la que prefiere estudiar a salir, pero que sale para verlo a él, la empollona, la seria, la tímida, pero la que sería capaz de hacer cualquier cosa por que su corazón sea correspondido. Kyler, en cambio, es bastante inseguro, o, quizás, un poco cobarde. Ha saltado de flor en flor siempre por una buena razón que no quiere admitir, hasta que el destino decide presionarle un poco. Son tiernos, divertidos, sexys, irónicos, continuamente se lanzan bromas con doble sentido, poseen una confianza envidiable entre ellos, matarían el uno por el otro y siempre anteponen al otro a cualquier persona o cosa. ¿Quién no querría a alguien así en su vida? ¿Quién no querría actuar así por alguien que de verdad merece la pena?

Narrado en primer persona del presente y desde el punto de vista de los dos protagonistas, me ha dado la sensación de que yo era la mejor amiga de los dos, que me contaban sus secretos, sus miedos, todos sus pensamientos, sus sueños, escenas de su pasado que les marcaron, sus recuerdos juntos y por separado… Y por este motivo lo he leído en un suspiro sin darme cuenta, es una lectura tan fluida y amena que las páginas volaban entre mis dedos. Es una historia sencilla, bonita, real y, además, está envuelta por un toque de misterio que no te esperas. Es una novela con la que se deleitarán los amantes del new adult, muy bien escrita, solazada, animada en todos los sentidos… y perfecta para una tarde tomando el sol en la piscina o bajo la manta del sofá con unas palomitas.

firma Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s