Reseña: La ley del corazón

Me encantaba llenarme la cabeza de pinturas, pinturas que no tenían nada que ver conmigo o con la muerte, hasta que un día me di cuenta de que la vida imita a la muerte, sobre todo en el arte… Ya no me sentía tan solo ni tan raro, incluso me llegué a plantear, al contemplar cosas realmente impresionantes, si todos los artistas podrían comunicarse con los espíritus.

la ley del corazón

silueta2Hay libros que no solo tocan tu corazón, sino que lo envuelven para abrazarlo con tanta fuerza que te resulta imposible desprenderte de esa sensación tan especial días después, libros que te dejan tal resaca literaria que eres incapaz de no hablar sobre ellos con las personas de tu entorno, aunque a algunos no les guste leer, aunque otros huyan del género romántico. Creo que les he contado este libro a todos los que me rodean, por whatspp, por teléfono y en persona, incluso a mi hija que tiene dos años… La ley del corazón es… especial.

sinopsis

Una preciosa historia sobre nuevos comienzos y un amor eterno A Moses Wright lo abandonaron en un cesto de ropa en una lavandería cuando era un bebé recién nacido. Desde entonces, siempre ha creído que no merece ser amado ni que nadie se preocupe por él y vive aislado en su propio mundo. Pero entonces, Georgia, una joven decidida, terca y valiente, se propone conocerlo mejor. Todos intentarán convencerla de que se mantenga alejada de Moses, un joven incomprendido y muy problemático, pero la atracción que siente por él hará que ignore estas advertencias y siga el dictado de su corazón. Novela ganadora del Premio Goodreads Choice Awards.

reseña

Moses es un chico negro hijo de una rubia muy blanca adicta al crack. Desde que nace, sus familiares se lo van turnando y medicándolo, creyendo, como los estúpidos que son, que al ser hijo de una drogadicta y, encima, negro, que es un despojo humano. Pero su vida cambia cuando se va a vivir con su bisabuela, con dieciocho años, una mujer adorable que va quitándole poco a poco esa medicación porque sabe que su Moses es especial, a pesar de que casi no hable y de que se vuelva loco cuando pinta, porque, efectivamente, algo le sucede al pintar… Todos huyen de él, todos menos Georgia, la chica más terca y valiente que ha conocido. Y mientras la vida de Moses sigue su curso, mientras el amor se va abriendo paso sin que él lo desee, mientras procura entender sus pinturas, una serie de desapariciones de chicas rubias lo ponen en el punto de mira.

La historia se desarrolla en dos periodos de tiempo, separados entre sí por siete años. Está narrada desde el punto de vista de los dos protagonistas: Moses y Georgia, pudiendo así comprender ambas personalidades, ambos mundos totalmente diferentes el uno del otro, pero que coexisten en un punto indiscutible, lo que para ellos es la ley del corazón.

La novela es especial por Moses. Él es especial. Él es el libro. Sus sentimientos, lo que le ocurre, sus pinturas… me ha desbordado. Tristeza, rabia, impotencia, alivio, amor… He querido ser su amiga, he querido defenderlo a capa y espada, he querido consolarlo (a pesar de que Moses no lo hubiese necesitado, según él…), he querido acompañarlo en cada paso, he querido formar parte de su vida con verdadero ahínco, he querido ayudarlo, he querido gritar que le entendieran, que no le juzgaran solo por ser… diferente.

Es una novela en la que vas descubriendo tantas cosas, que jamás hubieras imaginado porque la sinopsis casi no dice nada, que no he podido parar de leerlo hasta que lo he terminado. Es una novela que cuenta una historia realmente preciosa, pero no por ser bonita, sino porque es especial, en todos los aspectos. Es una novela que te encoge por dentro, que te mete tan lleno entre sus páginas que es imposible soltarla. Es una novela que he abrazado contra el pecho varias veces, con la que he expulsado el aire que había retenido sin darme cuenta, porque tiene detalles que parecen pequeños, pero que, en el fondo, son tan grandes que sobrepasan al lector.

La historia de amor en sí me ha parecido muy normalita, escasa también, incluso, en ocasiones, he necesitado volver a leer algún párrafo porque no me había quedado muy clara una escena, y, de hecho, no he conectado todo lo que me hubiera gustado con Georgia, pero Moses, repito, es tan especial que no desmerece el libro, un libro sobresaliente.

firma Sofía

2 comentarios sobre “Reseña: La ley del corazón

  1. Hola Sofía!!
    Sabía que te iba a gustar. Cuando me dijiste que no estabas de segura de que fuese de tu estilo, sabía que no te ibas a poder resistir a Mosses, porque él es el libro y es todo sentimientos. Aunque a mí la historia de amor sí que me gustó, al igual que Georgia, pero entiendo lo que comentas 🙂
    Besos :33

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s