¿Cómo ganar dinero con Instagram?

Llevo meses preguntándome: cómo es posible que la gente pueda ganar dinero con Instagram. Os cuento todo lo que he descubierto basándome en hechos reales…

Instagram es una aplicación en la que los usuarios pueden subir fotografías o vídeos. También pueden aplicarse efectos como filtros o marcos. En esta aplicación, el usuario puede ser seguidor de otras personas a la vez que los demás también pueden ser sus seguidores. Los creadores de esta aplicación fueron Kevin Systrom y Mike Krieger que la lanzaron al mundo internáutico y no tardó en conseguir millones de adeptos.

frase

Muy sencillo. Hay muchos famosos que son elegidos por campañas de publicidad para protagonizar un anuncio. Bien, estas marcas publicitarias ahorran mucho dinero mandando ciertos productos, por ejemplo, a Paula Echevarría. Ella recibe los productos de un champú, hace ciertas fotografías para subirlas a Instagram y, por ello, la marca ingresa dinero. ¿Por qué las marcas de publicidad hacen esto? Si seguimos tomando a Paula Echevarría como ejemplo, tiene en su cuenta de Instagram más de dos millones de seguidores, lo que significa que cualquier foto que ella suba va a ser vista por miles y miles de personas.

Ahora seguro que estaréis pensando: claro, pero llegar a dos millones de seguidores es algo imposible si eres un desconocido. Os pondré ahora otro ejemplo de otra persona que no era conocida. Héctor es un hombre que vive en Madrid y le encanta la gastronomía. Hace un par de años abrió su cuenta de Instagram para recomendar sitios en los que comer bien. Poco a poco, sus seguidores fueron aumentando y agradeciendo sus consejos sobre dónde comer. Hoy cuenta con más de treinta mil seguidores, recibe una pequeña cantidad económica por publicitar restaurantes y es invitado para probar nuevos platos e inaugurar nuevos locales de comida.

Aun así, seguiréis pensando que tener más de treinta mil personas es difícil de conseguir. Lleváis toda la razón, aunque parezca que Instagram solo sirve para subir fotografías de cualquier cosa estáis equivocados. Esta red social es, para mucha gente, un trabajo o parte de su trabajo y no sirve con publicar cualquier cosa.

Terminaré exponiendo un ejemplo que tal vez os parezca más accesible. Os hablo de María, una mujer que sobrepasa los cuarenta y le encantaba leer. Decidió abrir un blog en el que reseñaba los libros que más le gustaban. Meses después, decidió abrir una cuenta de Instagram en la que subir fotografías de los libros que iban a parecer en su blog. En el primer año, consiguió poco más de mil seguidores y fue en ese momento cuando una editorial se puso en contacto con ella para enviarle libros de forma gratuita, para que los fotografiara y los publicitara en internet. Poco a poco, los seguidores aumentaron y, con ellos, las editoriales se mostraban muy interesada en mandarle los nuevos ejemplares que iban a salir a la venta. Después de cinco años, cuenta con más de diez mil seguidores y colabora con varias editoriales y, aparte de recibir libros, también le pagan por hacer reseñas en su blog.

La reflexión que hago de todo esto es que conseguir seguidores en Instagram no es fácil, pero con paciencia, con trabajo y con esfuerzo uno puede hacer de esta red social parte de su trabajo. Si quieres que los demás se fijen en ti, sé original y ten paciencia, muchas dosis de paciencia…

firma Irene